ICAS International is a leading global provider of Employee Assistance Programmes
Through our global network of ICAS and partner offices, we cover over 50 countries worldwide

Últimas entrada

Los nuevos padres: la nueva función paterna

Foto Paterna

La función paterna va cambiando del padre proveedor y jefe de familia, al padre cuidador y participativo en la educación de sus hijos. Estamos en un tiempo de evolución entre antiguos y nuevos modelos de paternidad.

La función paterna se ha ido transformando al tiempo que se han ido produciendo importantes cambios en la sociedad, que a su vez  repercuten  directamente sobre la familia.

Estos cambios se refieren a la incorporación de la mujer al trabajo, la llegada del divorcio, la existencia de nuevos vínculos posteriores, y los nuevos modelos de familia. Podemos decir que la diversidad, en la sociedad y en la familia, es la norma.

El padre de la sociedad tradicional, que aun existe, es el padre “amo” dueño y señor de su hogar, padre autoritario y proveedor de los recursos económicos familiares, que delega la crianza de los hijos en su mujer.  Su función paterna con los hijos consiste en la transmisión de sus valores y códigos, para que en el futuro estos  ocupen  su  mismo puesto. Respecto a las hijas, promueve su unión con hombres que tengan  ideales muy similares a los suyos. Podemos decir que este tipo de padre tiene una presencia simbólica en la educación de sus hijos.

Un nuevo estilo

Aunque el modelo anterior  sigue presente,  se apuesta más por un nuevo estilo de  función paterna. El nuevo padre de la sociedad actual fomenta la implicación del vínculo con sus hijos. No quiere ser padre distante y autoritario, quiere ser participativo. Es el “cuidador” de las relaciones y está al  servicio de los hijos. Trata de ser igualitario en la crianza, mostrando más abiertamente su  implicación emocional. Es cercano al desarrollo y evolución de sus hijos. Podemos decir que este tipo de padre  tiene una presencia personal en la educación de sus hijos.

La nueva función paterna reporta ventajas a los hijos, pero no deja de ser un camino de obstáculos y resistencias el poder ejercerla plenamente. El mundo del trabajo presenta problemas al compatibilizar con el mundo familiar. Tampoco es fácil la flexibilidad de los padres divorciados que no conviven con sus hijos. Se convierten en padres de fines de semana que no quieren perder el afecto de los hijos y a veces quieren agradar más que educar.

También cabe reseñar que, cuando dos personas separadas y con hijos, deciden formar una nueva familia, es psicológicamente complejo alcanzar el equilibrio. Hay que saber gestionar muchas emociones de celos, competencia y autoridad. A veces las nuevas parejas son nuevas oportunidades, pero no para los hijos, ya que estos, por lealtad al progenitor ausente pueden mostrar su rechazo. Aquí tienen que estar muy clara las funciones parentales de cada uno.

Para que la nueva función paterna pueda ir afianzándose, hay que promoverla con leyes que favorezcan la conciliación laboral-familiar, y apoyar, desde la educación, la sensibilización del sentimiento paterno del hombre. La paternidad responsable.

Ante la incorporación de un modelo sobre otro, del antiguo al actual,  es importante pensar en interiorizar un padre que tenga que ver más con el amor y la aceptación que con los autoritarismos y represalias. Pero, por esto, no  tiene que ser un padre omnipotente que todo lo tiene y todo lo da. A veces crecer es frustrarse y enseñar esto a los hijos, también es educar en responsabilidad y amor.

Cuestiones a tener en cuenta que nos pueden ayudar

  • El lugar del padre en la vida del niño es tan importante como el de la madre, pese al primer  vínculo de fusión con la madre y el apego desde la gestación, nacimiento o adopción.
  • Para que la función paterna aparezca en la escena familiar, será tarea de la madre el ir dando un  espacio al padre,  donde  construya el vínculo con su hijo.
  • Todos los hijos despiertan en sus padres vivencias de sus propias experiencias de niño
  • Ser padre, a menudo, no es fácil, ya que supone tener que enfrentarse a situaciones nuevas que despiertan angustia, dudas y temores.
  • Ser buenos padres no es ser padres buenos, que todo lo dan y todo lo aceptan
  • La función paterna es vital para los hijos en su desarrollo y crecimiento personal.

         www.icasspain.com

Programas de Apoyo al Empleado

*Versión en inglés

 

 

 

 

PROGRAMAS APOYO AL EMPLEADO

PAE