ICAS International is a leading global provider of Employee Assistance Programmes
Through our global network of ICAS and partner offices, we cover over 50 countries worldwide

Últimas entrada

¿Sabemos escuchar?

5 Foto Escucha

Saber escuchar es una habilidad que no se adquiere de manera automática, requiere aprendizaje, esfuerzo y práctica continuada.

En estos tiempos en que mucha gente al hablar no sabe distinguir entre escuchar y oír, ciertamente puede resultar difícil saber escuchar “de verdad” a los demás, especialmente en el trabajo; saber escuchar “activamente” puede tener un efecto muy positivo en nuestras relaciones tanto laborales como personales.

Normalmente, en nuestras relaciones de trabajo, nos centramos más en lo que vamos a contestar que en escuchar al compañero, perdiendo así la esencia de la comunicación: compartir ideas.

¿Qué significa escuchar activamente?

La escucha “activa” no sólo significa solamente prestar atención a lo que nos cuentan, sino también a los sentimientos, ideas o pensamientos que subyacen a lo que nos están diciendo y, además, hacer ver a través de nuestros gestos y palabras, que estamos escuchando, interesados en lo que oímos.

Practica la escucha activa en el trabajo y fuera de él

He aquí algunas sugerencias para mejorar nuestras relaciones:

- Haz un esfuerzo consciente por escuchar y no simplemente oír las palabras que se están pronunciando.

- Presta atención sólo a la persona que te está hablando, no realices tareas simultáneamente.

- Identifica el contenido del mensaje a través de lo que te están diciendo con palabras y gestos.

- Identifica el estado emocional y refléjalo con gestos o palabras: “Te sientes angustiado por lo que ha pasado”, por ejemplo.

- Mantén el contacto visual.

- Tu postura debe denotar interés. Si estás sentado, inclínate ligeramente hacia delante.

- Puedes asentir con la cabeza para informar que estás entendiendo lo que se dice.

- Utiliza expresiones como “ya veo”, “sí”, “ajá”, “claro”,”mmm”, etc.

- Puedes repetir literalmente lo que la otra persona ha dicho, repetir las palabras clave o hacer un breve resumen con los puntos principales de la conversación. De esta manera, evitarás malentendidos y tu interlocutor comprobará que le has estado escuchando.

- Haz preguntas y pide las aclaraciones pertinentes.

Nunca debes....

- Distraerte y pensar en otra cosa.

- Dar las respuestas al problema de la otra persona, antes de que termine.

- Interrumpirle.

- Comparar lo que le ocurre con tu propia experiencia.

- Rechazar sentimientos: “No hay razón para que te sientas así”

- Juzgar y criticar.

- Hacer predicciones sobre lo que la persona va a decir.

- Dar un consejo que no te han pedido.

Recuerda que para enriquecerte profesionalmente y formar parte activa de un equipo de trabajo, debes escuchar las ideas de los demás aunque inicialmente no las compartas. Tus compañeros pueden aportarte ideas nuevas que te hagan adquirir nuevos puntos de vista.

 

 

         www.icasspain.com

Programas de Apoyo al Empleado

*Versión en inglés

 

 

 

 

PROGRAMAS APOYO AL EMPLEADO

PAE