ICAS International is a leading global provider of Employee Assistance Programmes
Through our global network of ICAS and partner offices, we cover over 50 countries worldwide

Últimas entrada

Seis hábitos nutricionales a mejorar a final de 2016

Foto 6 Hábitos ...

 

Comer mejor es uno de los propósitos más habituales pero, ¿sabes por dónde empezar? Te ofrecemos 6 sencillas pautas para cumplir este objetivo y seguir disfrutando de una buena mesa.

 

  • Más fruta y verduras en el menú

Es un primer paso para tener una dieta sana, y la Organización Mundial de la Salud alerta de que un consumo diario suficiente podría contribuir a la prevención de enfermedades importantes.

  • Es conveniente que las verduras supongan entre un cuarto y la mitad de tu plato. Que estas sean las protagonistas y la carne o el pescado, los personajes secundarios.
  • ¿Has oído hablar de los zumos verdes? Son licuados de frutas y verduras que te pueden ayudar a obtener vitaminas y nu­trientes, y una excelente manera de empezar el día. Tampoco son milagrosos ni pueden sustituir una dieta equilibrada. Un ejemplo sencillo: naranja, zanahoria y manzana.
  • Toma ensalada durante todo el año, no solo en verano, apro­vechando los productos de temporada.

 

  • Tómate tu tiempo para comer

Todo va tan rápido en estos tiempos que no es raro que le robemos minutos a las horas dedicadas a la comida. Si sucede de manera pun­tual, no pasa nada, pero si se convierte en un hábito, toca reflexionar.

  • Respeta los horarios de las comidas y dedícale el tiempo que se merecen, porque además será una forma estupenda de combatir el estrés.
  • Come sentado.
  • Mastica bien, estarás favoreciendo el proceso de la digestión y la absorción de nutrientes.
  • Céntrate en disfrutar de la comida y de los sabores, en lugar de realizar otras actividades al mismo tiempo y comer de ma­nera mecánica.

 

  • Apuesta por la comida casera

Siempre que sea compatible con tu horario laboral, recupera ese territorio olvidado: la cocina. Puede ser una fuente de satisfacción personal y, al mismo tiempo, estarás reduciendo la presencia de productos procesados en tu nevera.

Eso sí, el retorno a la comida casera debe estar acompañado de un hábito tan importante como la planificación. Pensar con antelación los menús y comprar los ingredientes te ayudará, entre otras cosas, a no desperdiciar comida. Y, a la hora de la verdad, ante los fogo­nes, organizarte bien también será necesario para evitar tiempos muertos y ahorrar valiosos minutos.

 

  • Aligera los platos

Si ha habido un enemigo público número uno de la alimentación sa­ludable, ese ha sido la grasa saturada. Sin embargo, según los últimos estudios no es la culpable de todos los males, y en los alimentos bajos en grasas estas se han sustituido por azúcares, harinas refinadas o “grasas trans”, con sus correspondientes efectos perjudiciales. Ante la falta de evidencias científicas concluyentes, los expertos recomiendan evitar “ali­mentos comerciales fritos, bollería, galletas y la comida procesada”.

Otra forma de aligerar nuestra dieta es recurrir a formas de cocina­do como el vapor o el horno. La grasa es, además, un potenciador de sabor, pero puedes recurrir a otros ingredientes para conseguir ese efecto: limón, especias, semillas…

 

  • Bebe suficiente agua

Bebe de litro y medio a dos litros diarios de agua y evita las bebidas azucaradas y el alcohol.

 

  • 2016 es el año de la legumbre

Si hay un consejo que este año tiene más sentido que nunca, ese es recuperar este ingrediente en nuestro menú, ya que la Organiza­ción de las Naciones Unidas ha declarado 2016 Año Internacional de las Legumbres.

Son una excelente fuente de nutrientes; cuando se comen junto con cereales, la calidad de la proteína en la dieta mejora mucho. También son accesibles económicamente y muy prácticas. No solo porque suelen emplearse en guisos sencillos de preparar para varios días y contundentes como plato único, sino también porque las le­gumbres envasadas son siempre una opción cómoda, rápida y sana.

 

 

www.icasspain.com 

Programas de Apoyo al  Empleado

*Versión en inglés

 

 

 

 

 

PROGRAMAS APOYO AL EMPLEADO

PAE